El truco definitivo para dejar tus manteles sin manchas y como nuevos

9 de julio de 2020

Pocos artículos domésticos están más expuesto a la suciedad que los manteles. Por ello, a veces resulta especialmente difícil dejarlos limpios, pese a darle varias vueltas en la lavadora. Conseguirlo no es una cuestión de persistencia, sino de saber cómo lograr sacar esas manchas de los tejidos.


Resulta habitual encontrarse con cercos de grasa en los manteles nada más sacarlos de la lavadora. Y es que éstas son las manchas más correosas para los tejidos textiles. Hay varias claves para que no se queden agarradas en los manteles. Uno de ellos es intentar que no se sequen. Así, si detectamos que un mantel se han manchado debemos tratar de limpiarlo de manera inmediata. Para ello puede bastar con usar agua y jabón aplicado con un trapo húmedo.



Si bien, no siempre resulta así de sencillo. En numerosas ocasiones no nos percatamos de que se producen esas manchas. Para estos casos, en los que el trabajo de la lavadora puede no ser suficiente, se pueden utilizar numerosos trucos con artículos que pueden encontrarse en casi cualquier casa. Uno de los más recurrentes y recomendados en la red es el uso de jabón. Simple y llanamente se aconseja limpiar intensamente con jabón, aplicado con un trapo húmedo, sobre las manchas. Posteriormente el mantel debe dejarse secar al sol. Una vez culminado este proceso debe lavarse de nuevo en la lavadora. El mantel debería salir como nuevo.


Hay más artículos cotidinanos que pueden servir en esta tarea. Por ejemplo el uso de bicarbonato. Se trata de aplicar bicarbonato diluido en agua sobre las manchas. Tras dejarlo varios minutos, se debe frotar la mancha y meter el mantel en la lavadora. Debería salir sin cercos ni restos de suciedad.


También se aconseja dejar a remojo el mantel con agua oxigenada. Esta técnica, muy recomendable también para eliminar los restos de sangre de las prendas, debe combinarse con el uso de la lavadora.

Además hay soluciones combinando artículos que pueden encontrarse en cualquier nevera. Se aconseja usar el jugo de medio limón para frotar la mancha. Luego se debe dejar secar la solución al sol y, posteriormente, frotar hasta sacar toda la suciedad. Tras esto, también se aconseja darle un paso por la lavadora para que el mantel vuelva a estar para estrenarse.


Asimismo, también existen productos químicos indicados para sacar la suciedad de los manteles. En cualquier supermercado pueden encontrarse diversos productos que pueden ayudar a dejar tanto nuestros manteles como otras prendas limpios y relucientes.

2923
235